Cómo cuidar a tu perro en verano

En verano debido a las altas temperaturas tenemos que prestar más atención a nuestro perro. Hay factores que debemos tener muy en cuenta para garantizar su bienestar y tomar medidas especiales en los meses más calurosos del año.

Infografía como cuidar de tu perro en verano

Descarga la: Infografía El verano y tu perro

Los 5 sentidos de tu perro en verano

Oído

Sécale bien los oídos después de cualquier baño, la humedad puede causarle otitis.

Ten precaución con las espigas. Si ves que el tu perro sacude la cabeza constantemente después de haber estado en zona de campos, debes llevarlo cuanto antes al veterinario.

Olfato

Cuidado con las espigas, las ramas secas o el polvo que pueden inhalar. Pueden provocarle estornudos en cadena y dañarle las vías respiratorias.

Vista

Si se les recorta el pelo de los ojos, tanto la arena como la luz del sol pueden ser perjudiciales para su vista. Cuidado con el agua del mar y de la piscina, puede irritarle los ojos.

Gusto

En verano tienen más sensibilidad. Ten mucho cuidado y evita que coma piedras, plantas, plásticos, restos de alimentos o excrementos.

Tacto

Intenta sacar a pasear a tu perro en las horas de menos sol, ya sea a primera hora de la mañana o por la tarde. La arena y el asfalto podrían quemarle las almohadillas de las patas.

Cuida a tu compañero durante los días de calor

Alimentación

Intenta repartir sus raciones de alimento a lo largo de la jornada, haciendo coincidir sus comidas con las horas de menos calor.

Si es posible, evita sacarlo a pasear después de sus comidas.

Hidratación

Procura que tenga agua fresca y limpia las 24 horas del día.

Añade cubitos de hielo en el bebedero.

Utiliza un ventilador o aire acondicionado para bajar la temperatura.

Mójalo en la cabeza y en el tronco.

Protección contra parásitos y mosquitos

Protege a tu perro especialmente en verano contra parásitos y el mosquito de Leishmania con una pipeta mensual.

Procura estar al día con la cartilla de vacunación.

Utiliza el collar antipulgas y sustitúyelo cuando esté caducado.

Intenta cepillarlo dos o tres veces por semana y bañarlo por lo menos una vez al mes con productos especiales para perros.

Disfruta con tu perro durante las vacaciones

VIAJES

COCHE: Acuérdate del transportín y de sus juguetes para el viaje.

AVIÓN: Tu perro puede viajar en cabina siempre que no pese más de 10 kg, pero si excede el peso permitido, deberá viajar en la bodega dentro de un transportín. Consulta a tu veterinario sobre cuál es la mejor manera de sobrellevar el estrés de tu animal y acostúmbralo al transportín antes del viaje.

TREN: Están permitidos los viajes con cercanías a cualquier perro, sea del tamaño que sea. En largas distancias se limita el tamaño y el peso del perro a 10 kg. Por ejemplo, en el AVE es necesario comprar un billete específico para ellos y cumplir con las medidas del transportín.

EJERCICIO

Procura que no haga ejercicio con más de 18ºC de temperatura.

Intenta no usar collar. Mejor utiliza un arnés.

Siempre que sea posible déjalo suelto para que sea él quien regule su ritmo.

La playa es un buen sitio para hacer ejercicio, pero, ¡procura tener cuidado con la arena! Puede quemarle las almohadillas de las patas o entrarle en los ojos.

Después de leerte nuestras recomendaciones para saber como cuidar a tu perro en verano, ya puedes disfrutar con él de las vacaciones, de la playa y de los paseos nocturnos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat